Inicio arrow Novedades arrow Reformado el régimen de la pensión de viudedad regulado en el artículo 174.2 LGSS
Reformado el régimen de la pensión de viudedad regulado en el artículo 174.2 LGSS PDF Imprimir E-Mail

El Observatorio Jurídico-Laboral de la Violencia de Género (OLVG) (Departamento de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Málaga y financiado por el Ministerio de Igualdad), remitió en el mes de septiembre del pasado año a la Subcomisión de estudio de la Ley Integral contra la violencia de género y a la Comisión de Trabajo e Inmigración del Congreso de los Diputados, una Propuesta, solicitando la urgente reforma del primer párrafo del artículo 174.2 LGSS en cuanto condicionaba el acceso a la pensión de viudedad de las personas separadas judicialmente o divorciadas a que, siendo acreedores de la pensión compensatoria a que se refiere el artículo 97 del Código Civil, es decir, a la fijada en el convenio regulador, ésta quedara extinguida por el fallecimiento del causante, sin tener en cuenta que, la posible renuncia al convenio regulador por parte de la beneficiaria, podía venir motivado por una razón tan importante y grave como la de ser victima de violencia de género, precisamente, de tal persona.

 

La Propuesta se ha visto cumplida en la nueva regulación de la pensión de viudedad contenida en la Ley 26/2009 de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para 2010 (BOE de 24-12-2009) -Disposición Final Tercera -.

 

A partir de ahora este supuesto de hecho  queda regulado en el siguiente sentido: En los casos de separación o divorcio, el derecho a la pensión de viudedad corresponderá a quien, reuniendo los requisitos en cada caso exigidos en el apartado anterior – cónyuge superviviente cuando el causante hubiera cumplido los requisitos de cotización previstos u otros derivados de la duración del vinculo o de la existencia de hijos comunes -, sea o haya sido cónyuge legítimo, en este último caso siempre que no hubiera contraído nuevas nupcias o hubiera constituido una pareja de hecho en los términos a que se refiere el apartado siguiente. Asimismo se requerirá que las personas divorciadas o separadas judicialmente sean acreedoras de la pensión compensatoria a que se refiere el artículo 97 del Código Civil y ésta quedara extinguida a la muerte del causante. Y, aquí viene la importancia de esta reforma al considerar, en el último párrafo que “En todo caso, tendrán derecho a la pensión de viudedad las mujeres que, aún no siendo acreedoras de pensión compensatoria, pudieran acreditar que eran víctimas de violencia de género en el momento de la separación judicial o el divorcio mediante sentencia firme, o archivo de la causa por extinción de la responsabilidad penal por fallecimiento; en defecto de sentencia, a través de la orden de protección dictada a su favor o informe del Ministerio Fiscal que indique la existencia de indicios de violencia de género, así como por cualquier otro medio de prueba admitido en Derecho”.

 

Este regla se complementa con la previsión legal de la nueva Disposición transitoria decimoctava LGSS que introduce la Ley 26/2009 en cuanto viene a resolver situaciones anteriores a la LOIVG y suple, de esta forma, la carencia de la acreditación formal de las mujeres como víctimas de violencia de género cuando tal situación no estaba legalmente prevista. De esta forma se permite que el derecho a la pensión de viudedad no quede condicionado a que la persona divorciada o separada judicialmente sea acreedora de la pensión compensatoria  cuando, entre la fecha del divorcio o de la separación judicial y la fecha del fallecimiento del causante de la pensión haya transcurrido un periodo de tiempo no superior a diez años, siempre que se cumplan determinados requisitos ligados a la duración del vinculo matrimonial – que hubiera tenido una duración mínima de diez años - y a la concurrencia en el beneficiario alguna de las condiciones siguientes : la existencia de hijos comunes del matrimonio; o, que tenga una edad superior a los 50 años en la fecha del fallecimiento del causante de la pensión.

 

Por último y para salvar las situaciones derivadas de una norma legal que se considera tácitamente nula, se fija el carácter retroactivo para ambas normas- “Lo dispuesto en esta disposición transitoria…y  lo dispuesto en el artículo 174, apartado 2, de esta Ley”- respecto a su aplicación a los hechos causantes producidos entre el 1 de enero de 2008 y el 31 de diciembre de 2009.

 

En definitiva se trata de una modificación legal oportuna, necesaria y, sin duda, justa y socialmente responsable. Y ha supuesto una gran satisfacción para los miembros que componen el OLVG, haber contribuido – en mayor o menor medida - a lograrla.

 

                                                                              Rosa Quesada Segura

Directora del OLVG
 
< Anterior   Siguiente >